Cumaná: Ciudad Primogénita

Cumaná: Ciudad Primogénita

Llamada "Primogénita del Continente", por haber sido la primera ciudad fundada en Suramérica, Cumaná es de una gran riqueza histórica y cultural. El turista puede disfrutar sus hermosas playas, construcciones coloniales, comidas tradicionales y el calor humano de sus residentes.

Es la capital, el centro de la industria pesquera y del comercio del estado Sucre. Sin embargo, para el turista los ganchos de Cumaná se centran en los atractivos recreativos más su importancia como patrimonio histórico y cultural de Venezuela.

Casco histórico y cultural

En el centro de la ciudad, contiguos al río Manzanares, los Parques Guaiquerí (caminerías, fuente de soda, parque infantil) y Ayacucho (con la estatua ecuestre del héroe de la Independencia, el Mariscal Antonio José de Sucre, y el Museo Gran Mariscal de Ayacucho con exposiciones de artistas sucrenses más cosas históricas) son bellas áreas verdes. Muy cerca se encuentra la Catedral de Cumaná que data de 1926.

La calle Sucre es el eje del casco histórico y cultural. Cerca del inicio están las ruinas del Convento de San Francisco, fundado por los conquistadores a principios del siglo XVI como el primer centro religioso en tierra firme.

Más adelante, esté pendiente del aviso para la Galería Genaro Coa del amable pintor (nombrado "patrimonio cultural viviente" de Sucre) de lindos cuadros que incluso han ganado premios nacionales.

Unas puertas al norte está la Casa de la Diversidad Cultural, bajo la dirección de Omaira Gutiérrez. En esta fecha, hay una muestra sobre la fabricación de casabe y otra de muñecas de trapo. Con las últimas, de nota especial son las de Marta Pinto y Amada Rojas; pero, no menos de espectaculares por su creatividad son las de la octogenaria Felicia Carrión. Asimismo, todas las tardes puede observar a los estudiantes con los maestros luthiers en los cursos para el diseño de cuatros y mandolines.

A la izquierda, el Museo del Hombre alberga una bonita colección de objetos precolombinos. Pero, más allá de la exposición, su director Antonio Ramírez ofrece cursos en la reproducción de las piezas antiguas como una manera de enseñar la historia y conservar la tradición milenaria. Además, Ramírez es un escultor muy apreciado por sus creaciones contemporáneas de las artes del fuego. Un vecino es la Casa Natal del poeta sucrense José Antonio Ramos Sucre.

La iglesia Santa Inés (con las ruinas del Castillo de Santa María de la Cabeza del siglo XVII al lado) fue originalmente erigida aquí en 1637. De los nueve terremotos entre 1637 y 1929, el último fue uno de lo más fuertes en la historia del país y destruyó la iglesia.

Lo que vimos ahora fue reconstruido en el mismo año. Al lado está La Fundación Red de Arte Venezolana-Cumaná dirigida por Iván Lugo. Ofrece un espacio para la exposición y venta de hermosa artesanía típica de todas partes del país.

Suba la calle al lado de la iglesia para llegar al Castillo de San Antonio de la Eminencia. El primer fortín fue construido entre 1660 y 1669 para resistir los ataques de los piratas. En 1684, un terremoto destruyó esta defensa que fue reconstruida en 1686. No obstante, la historia se repitió y en 1853 otro sismo dejó el castillo en ruinas. Lo que vemos hoy es el resultado de una reconstrucción culminada en 1906, con varias reparaciones desde entonces. Al frente se encuentra el Museo de Arte Contemporáneo.

Museo del mar

En el Complejo Cultural Luis Manuel Peñalver (de la UDO), la antigua sede de Corporiente, en la calle La Vela de Coro, está el Museo del Mar. Posee una amplia colección donde reposa como pieza central el celacanto, pez fósil viviente que existió hace más de 400 millones de años. Entre los tesoros puede apreciar dioramas de aves y reptiles; colecciones de moluscos, corales, crustáceos; esqueletos y osamentas de ballenas y otros mamíferos; acuarios marinos; salas sobre barcos y artes de pesca.

 

Comparte